Posted on

Tips para que tu colchón dure más tiempo y tengas un mejor descanso

Luego de haber tomado la decisión de comprar un nuevo colchón, seguramente estás sintiendo buenos cambios en tu calidad de vida.

Ahora, a parte de disfrutar de tu nuevo espacio para dormir, es necesario que tengas en cuenta que tu nuevo amigo también necesita cuidados para que dure más tiempo y puedas disfrutar al máximo la comodidad que te ofrece.

¡Estos sencillos trucos te ayudarán a lograrlo!

Ventilar

Es recomendable que, tan pronto recibas tu colchón en casa, lo saques de la bolsa y lo dejes ventilar un par de horas para evitar que se queden los olores impregnados durante la elaboración y el transporte.

Si tienes el tiempo, todos los días antes de tenderla, abre la ventana de la habitación, retira la ropa de cama y deja ventilar el colchón entre 5 y 10 minutos, esto ayudará a mantenerlo fresco.

Proteger

Una de las cosas más importantes que debes hacer al comprar el colchón, es adquirir un protector. Este evitará el paso de ácaros, polvo y sudor hacia el colchón. Además, en caso de derramarse algún líquido de forma leve, el protector evitará o retrasará –según el caso- el paso de este hacia el colchón.

Puedes optar por un protector convencional o por uno acolchado que te dará una mayor sensación de confort.

Girar

Es importante que gires el colchón cada tres meses de los pies a la cabeza con el fin de usar por igual toda la superficie. Si el colchón se puede utilizar por ambas caras, es importante darle la vuelta también cada tres meses para sacar el máximo provecho.

Cuando hagas esto, revisa la base sobre la que reposa el colchón. Esta debe ser uniforme, ya que cualquier hundimiento provocará futuras deformaciones en él. Si es una base cama, simplemente revisa que esté en buen estado, y si es cama con tablas, asegúrate que estas estén distribuidas adecuadamente.

Limpiar

A parte de que entrar en una cama con las sábanas recién lavadas es una de las sensaciones más placenteras, el aseo periódico de estos importantes elementos ayuda a prevenir que el polvo y los ácaros entren en el colchón. Muchos recomiendan lavar las sábanas con agua caliente.

Además, una vez al mes debes aspirar el colchón. Esto ayudará a que se eliminen los residuos de polvo que quedaron de las sábanas. Si no cuentas con una aspiradora, puedes sacudirlo con un trapo limpio.

¡No olvides por supuesto el aseo de cobijas, fundas y cubrecamas!

 Evitar

Doblar el colchón en un trasteo es una de las cosas más comunes. Aunque muchos son resistentes a esto, es preferible no hacerlo para salvarlo de deformaciones.

Derramar líquidos es uno de los peores errores que se pueden cometer ya que estos deterioran los materiales de su interior. Por esto, no lo laves ni lo humedezcas, y ten en cuenta siempre las recomendaciones sobre limpieza.

Saltar encima del colchón suena algo inocente, pero si de cuidar el colchón y la base cama se trata, es mejor no hacerlo y no permitir que otros -como los niños- lo hagan.

Usarlo como mesa de planchar es algo común, pero te arriesgas a quemar el colchón y la ropa de cama en algún descuido.

Sigue estas recomendaciones para que tu colchón te brinde el confort que tanto necesitas, durante mucho más tiempo.

Fuente: Falabella